19.9 C
Mercedes
sábado, noviembre 28, 2020
Inicio Destacadas “La gente necesitaba la peluquería”

“La gente necesitaba la peluquería”

Así lo expresó Daniel Bernal, peluquero unisex que retomó la actividad el pasado lunes • En el marco de la flexibilización laboral bajo el APSO volvieron a funcionar con una gran demanda de la sociedad • Jorge Schuldeis y Marcos Adorno completan la experiencia vivida a una semana de la reapertura.

Desde le pasado lunes, el municipio de Mercedes llevó a cabo una flexibilización controlada del aislamiento social preventivo y obligatorio, habilitando a algunos comercios a retomar la actividad.

Tal es el caso de las peluquerías, un sector que no solo es bastante amplio en la ciudad, sino que desde hace algunas semanas se venía reuniendo tanto con la Cámara Económica Mercedina como con el Departamento Ejecutivo, a fin poner en conocimiento la situación de varios vecinos de la ciudad, afectados económicamente ante el cierre inminente que se produjo el pasado 20 de marzo.

Finalmente la semana que pasó volvieron a “reabrir” por llamarlo de algún modo, teniendo en cuenta un estricto control sanitario a fin de poder desarrollar la actividad y manteniendo la prevención social tan importante.

El protocolo de atención consta de varias partes. En principio se establece que el comercio debe permanecer a puertas cerradas, atender por turno otorgado previamente a fin de evitar esperas y aglomeramiento de gente. En cuanto a lo profesional, no se podrán realizar tratamientos que superen las dos horas, sumado a la posibilidad de trabajadores dentro de cada local el cual dependerá del espacio físico -no podrá haber más de uno por metro cuadrado-.

Todos –tanto clientes como personal- deben contar con tapabocas mientras que los peluqueros tendrán que utilizar guantes descartables, máscaras o gafas colocando en cada puesto de trabajo alcohol en gel. A modo de control, cada comercio deberá informar diariamente el nombre, el DNI, la dirección y el teléfono de quienes asistieron a los efectos de poder determinar el grupo de contacto si se diera un caso positivo en Covid 19.

Según declaraciones previas del intendente Juan Ustarroz, “apelamos a la responsabilidad de todos los actores para poder prevenir la propagación de este virus” haciendo referencia a los comerciantes que iban a comenzar a trabajar el pasado lunes.

En ese sentido, dialogamos con algunos peluqueros mercedinos que nos contaron la experiencia de estos días y como es vivir en una situación donde se limita la posibilidad de trabajar. Conjuntamente, estuvo presente el agradecimiento tanto a Ariel Pietrucha de la Cámara Económica como al mismo intendente por la iniciativa.

Daniel Bernal reabrió su local ubicado el pasado lunes

Subsistir sin fuente de trabajo

El cuidado de la salud es una de las cuestiones más importantes en estos tiempos. De más está decir que la posibilidad de contagio está latente, incluso aún cundo en la ciudad solo se registró un caso positivo en Covid 19.

No obstante, esta situación socio sanitaria puso en jaque a varias familias que dependían de los ingresos de su propio comercio, el cual se vio afectado y obligado a cerrar sus puertas en esta situación.

De todos modos, luego de varios días de aislamiento social, el hecho de que la pandemia no haya llegado a nuestras calles, motivó tanto a comerciantes como al propio municipio a la flexibilización de las actividades. Por su parte, los peluqueros presentaron ante el propio intendente el protocolo que hoy rige en cada salón de corte a fin de poder retomar su actividad y consecuentemente, su propia economía.

“Llegó un domingo que estaba desesperanzado. Conseguí el teléfono del intendente y él me llamó personalmente como para tranquilizarme y ver cómo se podía arreglar esta situación” comentó Jorge Schuldeis peluquero unisex desde hace 34 años, quien tiene su propio local en la avenida 2 esquina 9.

De esta manera comenzaron las negociaciones para brindar la seguridad sanitaria tanto para los clientes como para los trabajadores, una cuestión que se tuvo en cuenta desde un principio. “Se armó una agrupación después de muchos años donde nos unimos peluqueros y masajistas de más de 60 personas. Tuvimos una reunión con el intendente donde le presentamos un protocolo para poder abrir los comercios, sin poner en riesgo a la gente ni a nosotros mismos. Por suerte salió muy bien, era un protocolo bastante grande y que en este momento estamos respetando todos los peluqueros de Mercedes” agregó Jorge.

“Yo dependo netamente de la peluquería. Estos días fueron bastante duros. Uno trata de ser bastante ordenando y fui gastando los ahorros que tenía. Existía la necesidad de volver a abrir, pero también esta la parte de salud, yo no me quería enfermar ni tampoco quiero hacerlo siendo el sustento de mi familia” sostuvo Marcos Adorno, peluquero hace 25 años quien tiene su propio local en la esquina de 24 y 11. “El protocolo que se emplea es necesario para que todos estemos seguros” manifestó, haciendo hincapié en la necesidad de cuidar tanto la salud como el bolsillo.

Pese a la dicotomía que existe entre salud y economía –algo que el propio presidente viene desestimando hace semanas- los comerciantes de la ciudad dan cuenta que ambas cuestiones son prioritarias. “Todos los peluqueros de la ciudad están mantenido el protocolo a rajatabla. Además nos controlamos entre nosotros mismos porque nos constó mucho llegar a esto” expresó Jorge Schuldeis, mostrando el compromiso y la responsabilidad de mantener la actividad en tiempos de coronavirus. Pese a que no se encuentra especificado en el protocolo, los propios trabajadores recomiendan no usar secadores de pelo de mano, porque si el virus se encuentra en el piso se puede levantar. También se busca evitar el lavado de cabello para reducir el contacto cara a cara al máximo.

La necesidad estética

Durante esta cuarentena obligatoria, la sociedad nos llevó a pensar cuáles eran las actividades que se denominan esenciales para la vida. De hecho, esa clasificación hizo que se determine que era apto o no para abrir sus puertas al público en los primeros días.

Pensando en una peluquería, se podría entender que la cuestión estética no era necesaria para el desarrollo de lo social. No obstante, ante la reapertura del rubro, los propios trabajadores fueron dando sus impresiones tras una semana de labor y como fue la reapertura bajo protocolo.

“A mi me cambió todo, porque yo estoy trabajando casi todo el día, antes respetaba un horario pero hoy es necesario hacerlo de esta manera para evitar acumular gente” comentó Daniel Bernal, quien tiene su comercio unisex en calle 11 y 28. “La gente necesitaba la peluquería, nosotros tuvimos una gran demanda de muchas personas que vienen habitualmente y ya tenemos los turnos bastante cubiertos. Lo que sí respetamos mucho los horarios para evitar la espera en el local” agregó.

Marcos Adorno en un corte y peinado clasico de campeonato

En ese sentido, Marcos Adorno, peluquero masculino también manifestó que tuvo respuesta de los clientes y sostuvo que “las modas han cambiado, al hombre también le gusta ser coqueto, verse bien, por eso acude a nuestros comercios”.

Por su parte, Jorge Schuldeis, expresó que “nosotros manifestamos que estábamos dentro de las actividades que hacían falta. La verdad que mi teléfono sonó mucho durante esta semana pero respetando los protocolos de turnos. La gente así mismo lo entiende, se muestra muy predispuesta a dejar los datos. La verdad es que tuvimos mucho miedo cuando arrancamos con esto y en realidad los clientes lo tomaron muy bien. La necesidad nuestra y de la gente era real. Es un lugar de estética necesario en la sociedad”.

Adaptarse para mantener el comercio

Pese a la reactivación, la “vida” de la peluquería ya no es lo que era. Siempre existe el imaginario donde la gente se conoce, debate y charla sentado en un sillón de peluquero, ya sea con aquel que te está cortando el pelo como con el vecino que espera a ser atendido.

“Esto por momentos era como un club social. Quizás la gente no venía solamente a atenderse conmigo, sino que era pasar el tiempo. Siempre se arman grupos lindos, pero eso ahora no se puede y se nota” comentó Daniel Bernal.

Pese a esta situación que modifica los modos, porque es sabido que esta pandemia afecta también a lo social, los trabajadores del rubro destacaron el compromiso de los ciudadanos para adecuarse a las normas que rigen hoy en día.

“Es muy ameno las charlas que se dan entre el cliente y el profesional, pero ahora se hace todo un poco más rápido. El cliente viene, le cortas y cuando se va nos ponemos a limpiar todo. Hay que hacerlo lo más rápido posible” agregó Adorno.

“La misma gente evita el contacto. Ya no se queda hablando o tomando mate. Todos tomamos conciencia de que estamos en una situación grave, se está respetando mucho en ese sentido” concluyó Schuldeis.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

MAS LEIDAS

Enriquecimiento de la reserva del arroyo Balta

Vecinos de la zona realizaron una actividad en post del cuidado del medio ambiente, la cual tuvo como objetivo plantar árboles nativos y limpiar...

El municipio incorpora personal del colectivo trans

Durante la sesión del martes, el HCD se adhirió de manera unánime a la ley de Cupo Trans • Nikki se incorporó al sector...

Confección de nuevos artículos y prendas para el Mil Días

Desde el programa comunal se entregan mochilas, ropa, pañales y accesorios necesarios para acompañar a las mamás • El intendente Juan Ustarroz, recorrió los...

Jornada de limpieza y plantación

Desde la dirección de ambiente municipal realizo una invitación abierta a la plantación e nativas y de limpieza del arroyo Balta. La jornada será...

ultimos comentarios